Entrevista con Down A.K.A. Kilo: The Definition Of An Ese
Fotografía: Getty Images.

Entrevista con Down A.K.A. Kilo: The Definition Of An Ese

Vivir como cholo, vestir como cholo y actuar como un completo homie, es algo que no existiría hoy en día de no ser por artistas como Down A.K.A. Kilo.

Pregúntale al primo que te acercó al sendero de la música o a ese amigo que dice ser un conocedor del rap y el hip hop, y entenderás la importancia en la cultura de alguien como Juan Martínez, un rapero que con rimas atrevidas y barras sobre las instrumentales, sobresalió en el barrio y se ganó el respeto de los raperos de su vecindario y de la industria musical de Los Ángeles.

Con ‘Lean Like A Cholo’, Kilo se metió en las grandes ligas a codearse con personalidades de la talla de Snoop Dogg y Cypres Hill. Era tanta su influencia en la escena que el mismo Snoop le pidió grabar algunos versos y le gustó tanto que lo siguieron haciendo por años y para diferentes discos.

Tras varios premios y reconocimiento global, Kilo se había acercado a su meta de llevar el hip hop chicano a oídos del mainstream, un lugar en el que ya se escuchaban grupos como Wu-Tang Clan, Ice-T o hasta Public Enemy, pero que estaba siendo reclamado por el pop de Michael Jackson.

Consolidado como una figura del hip hop y sin dejar de hacer la música que tanto lo llenaba, Kilo dio el siguiente paso y abrió su propio sello discográfico para apoyar la carrera de nuevos talentos que como él querían hacer explotar la escena.

En pleno 2022, con 11 discos de estudio, más de 10 millones de visualizaciones en YouTube, decenas de premios incluyendo un Billboard y ser trending topic global con ‘Lean Like A Cholo’ en Tik Tok, Kilo sigue enfocado en crecer su público y terminar la tarea que inició hace años cuando se aventó a escribir versos donde nadie lo hacía.

Cuando tuve la fortuna de platicar con él, nos hizo falta tiempo para recordar las anécdotas que vivió creciendo en uno de los barrios más crudos de Los Ángeles, de recordar cuando paseaba en su Impala tuneado junto a su amiga Jenni Rivera o hasta las veces que Snoop Dogg lo invitaba a su mansión de Hollywood a hanguear y a probar toda clase de cigarros de m@rihu4nA.

Sin más introducción, te dejo con una de las pláticas más amenas que he tenido en mucho tiempo y que por fortuna me tocó con un tipazo y una leyenda de la cultura como los es Down A.K.A. KILO.

Gracias por lo que has hecho por la música, ya que lo que hoy conocemos como hip hop, al menos en español, viene de todo ese trabajo y ese background que tú con tus hommies fueron construyendo y que ha servido como inspiración para muchos de los MC’s que hoy están en el mainstream…

Tengo arriba de 20 años que no grabo en español. Los raperos que se llevan mi respeto y que yo pienso que fueron los que abrieron la puerta, fueron tipo Control Machete y todos ellos cuando yo estaba bien morro. Fíjate que lo que me inspiró era ver a estos vatos haciendo arenas, llenas de gente y rapeando en español y diciendo una locura y un desm@dre y churros prendidos y todo. 

¿Cómo fue que diste con la cultura de los cholos?

Yo vengo de la era donde sí era hip hop y lo que era un MC. Lo de cholo, siento que es una palabra que se hizo para nombrarnos a todos, pero es una cultura que pues viniendo de México, de mis papás sin papeles ni nada, se metió al barrio y de ahí empezamos. A mí no me gusta hablar tanto de eso, pero sí vengo de barrio. Yo estaba muy chico cuando veía a todos los artistas que venían de NYC como Cool J, y esos que rayaban y taggeaban en las paredes, entonces yo quería ser como ellos y aunque no había estilos todavía, los veía y yo quería ser así.

Luego fui creciendo poco a poco y de pronto salió Eazy E con N.W.A. y dije, ‘aquí está la mecha’, ellos estaban hablando del barrio y dije ‘aquí es’. Entonces empecé y luego hice muchos discos, yo tengo rapeando muchos años, nunca he parado ni pararé.

Después empecé a saber cómo grabar, no había estudios ni nada, grabábamos en grabadoras y hasta el último ya agarré el rollo como de un negocio y fue a los 15 o 16 años que ya ganaba dinero, empecé a ganar dinero del rap y dije ‘ok lo que estoy haciendo le está gustando a la gente’ y ese fue mi camino.

The Definition Of An Ese, es un disco que marcó tanto tu carrera como a toda la gente hispana que vivía en Estados Unidos en ese entonces. Viéndolo ahora, a 15 años de haberlo grabado, ¿Qué piensan de él?

La mera neta me está pegando más ahorita que en esos tiempos. En esos tiempo sí lo creía porque trabajé tanto para llegar hasta ahí que dije ‘ya es mío’, y ahorita que lo veo digo ‘por qué no lo aproveché en ese momento cuando estaba ahí’, pero al final, ahora que entro a Tik Tok o a Instagram, veo a niños chiquitos haciendo challenges con mis canciones. 

Antes si no salías en televisión no eras estrella y ahora con un par de millones de views en YouTube ya eres muy chingón. Pero hay otro nivel y es llegar a los escenarios grandes.

Nosotros entre hispanos o latinos, nos tiramos uno a otro, y decimos que uno es más chingón que el otro, en lugar de decir ‘a ver le voy a ayudar a este camarada para que suba un poquito’. Algún día vamos a salir de eso.

He leído y visto por ahí que raperos de la talla de Gera Mx o Alemán hablan de ti como una inspiración en la música ya que sin esos cortes que lanzaste hace años, quizá ellos no se hubieran dedicado a esto…

Me da gusto carnal, porque siempre tiene que haber alguien que tumbe la puerta y que te dé valor de decir ‘tú también puedes’, porque sí se puede, te lo juro que sí se puede.

Si sigues de buena gana y sigues practicando y practicando te haces más chingón. Claro que también debes tener a gente que te apoye, pero sí se puede y me da mucho gusto que me miren a mí como una inspiración y pues mira, estas cositas (refiriéndose a los premios de su pared), no son juego loco.

Cuéntame tú experiencia de hacer música con Snoop. Sé que no es la primera vez y seguramente no será la última. Pero cuéntame un poquito de cómo fue haber convivido con él y después haber entrado al estudio…

Yo llegué con dos libras y Snoop se metió a un cuartito y salió como Santa Claus con una bolsa atrás (risas). Escribimos la rola en su cantón con muchos otros raperos y el equipo de Death Row Records, y empezamos a grabar. Estábamos sentados en una banquita como de parque y ahí estábamos y empezamos a escribir y le dije, ‘Hey Snoop, you want a pisto?’ y el me dijo como de ‘What!?!’, el pensó que yo le decía de una pistola, pero no, ya le expliqué que un pisto era una «beer» una «corona» (risas).

Bien buena gente el vato se porta a toda madre con la raza. Sabe que somos de sus mayores colaboradores y de los que más compraban discos, porque en ese entonces aún se vendían discos. Hemos grabado como cuatro canciones juntos y cada vez es lo mismo, la misma historia.

Una vez fui a grabar con él el tema ‘So Sexy’ y ahí estaba NAS, era gigante el cabrón y me metí yo con él y como con otros tres cholos al estudio y él se quedó mirando así como de ‘¿Esto es real Snoop?’ y él le dijo ‘Sí, es mi homie’.

También fuiste uno de los primeros artistas en mezclar géneros como el Hip Hop con este tema de la banda, como lo fue con Jenni Rivera. ¿Creíste que esto llegaría a tanto?

La Jenni era mi amiga personal. Hablábamos siempre y teníamos el mismo manager. Fuimos a muchos lugares antes de que ella estuviera en la cima. Era como uno de los homies, no tenía miedo a donde nos metiéramos con otros vatos y no le daba miedo.

Grabamos muchas canciones juntos y andábamos de aquí para allá. Una vez tuvo un show en el House Of Blues y me subió a cantar con ella al escenario así sin practicar, todo improvisado y cuando empecé a rapear a capela la banda se subió y empezó a hacer como la canción pero con sus instrumentos.

Alcanzamos a grabar un par de cosas justo a unas dos semanas de que Dios nos la quitara y pues nada, eso se verá en el próximo disco que estoy por lanzar.

Contacto