Aún con tantos testimonios y con tanto material audiovisual como evidencia, que incluye archivos desclasificados de muchos países con respecto al tema, existen personas que siguen cuestionando que estos fenómenos sean ciertos, más allá de que una entidad fuera de nuestro planeta se encuentre detrás de su existencia.Si realmente fueran ciertas al menos el 1% del total de las evidencias que existen actualmente, entre videos, pinturas rupestres, fotografías, testimonios, grabados antiguos, anécdotas ancestrales, escritos, informes ocultos de gobiernos, agroglifos y demás representaciones de estos acontecimientos, por probabilidad tendríamos que aceptar que existe en nuestros cielos un fenómeno real y del cual deberíamos de preguntarnos: ¿quién o qué esta detrás de todos esos objetos y con qué intenciones?

Contacto